Rinosaurio.net

Reflexiones y apuntes de un estudiante autodidacta de diseño de interacción

Publicado en Agosto 19, 2015 en la categoría Diseño y con las etiquetas , ,

Find-your-phone-with-Android-Wear

Una de las cosas que más me llamaron la atención cuando leí los principios de diseño de Android Wear, fue la distinción que hacen con respecto al dispositivo:

“Designing apps for wearable devices powered by Android Wear is substantially different than designing for phones or tablets: different strengths and weaknesses, different use cases, different ergonomics.”

Me encantó. Porque me parece cierto. La interacción con un reloj nunca podrá ser igual a la interacción con un dispositivo como un teléfono móvil. De hecho, el enfoque de Google es el más parecido al uso de un reloj tal y como lo conocemos hasta ahora; Miras la hora, y apenas un segundo es suficiente para llevar a cabo la acción.

El uso del reloj con lo que ellos denominan “Cards in the stream” cumple precisamente con eso. Usas tú reloj para consultar algo, que debería de estar asociado, bien a una acción, o bien a una notificación. Poco más. Pero muy útil.

Lo curioso, y lo que me parece una experiencia diferente, es que aún teniendo tú teléfono en el bolsillo, el wearable debería de conservar la funcionalidad del reloj, pero en un contexto más de hoy en día. Tal y como dice Google:

“Android Wear devices provide just the right information at just the right time, allowing users to be more connected to both the virtual world and the real world. Great Android Wear experiences are:”

El usuario normalmente pulsa un icono para abrir una aplicación. En el caso de Android Wear, las aplicaciones con conscientes del contexto del usuario; tiempo, localización, actividad física, etc… La aplicación usa esta información para insertar estas “cards in the stream” cuando la situación lo requiera.

Un reloj de toda la vida está diseñado para consultar la hora en un segundo. Mientras menos tiempo emplees en realizar o consultar, mejor. Así debería de ser. Y eso se aproxima cada vez más a la concepción de tecnología transparente de la que hemos hablado aquí más veces.

Android Wear es como un asistente personal. Te conoce y sabe tus preferencias. Las aplicaciones te deberían de interrumpir solo cuando sea estrictamente necesario. Gestual, simple y rápido.

En definitiva. Hay mucho donde escarbar aquí. Es un paso más a la concepción del Wearable, que quizás antes no llegaba a ver. Hoy visto desde este modo, creo fervientemente en sus futuros usos de un modo inteligente y transparente.

Tal y como hemos venido usando nuestros relojes hasta ahora. Pero con una vuelta de tuerca entre lo virtual y lo real.

Y tú, ¿qué opinas?